Encuentro Realidades Emergentes 2022

Del 26 de septiembre al 2 de octubre celebramos el Encuentro Internacional de Realidades Emergentes en la Casa de las Hermanas Oblatas de Ciempozuelos, una reunión para descifrar los nuevos códigos que nos interpelan.


La Casa acogió a 41 personas procedentes de Argentina, Uruguay, Guatemala, Colombia, México, Brasil, Puerto Rico, Angola, Filipinas, Portugal, España -países donde la misión está presente-, del Gobierno General, del Grupo de Trabajo Realidades Emergentes, y de diferentes proyectos y programas locales, procedentes de las tres provincias (Europa, José María Benito Serra y Santísimo Redentor), de la Sede General, y del propio Grupo de Trabajo Realidades Emergentes, encargado de preparar y guiar este encuentro.




Estos días han sido de compartir conocimientos, reflexiones y avanzar hacia posibles respuestas a las realidades emergentes de prostitución y trata que consigan movilizarnos. Juntos hemos recorrido un camino en tres etapas: VER, JUZGAR y ACTUAR, de la mano del jesuita Martín Iriberri SJ, director de la ONG de cooperación internacional ALBOAN, que nos acompañado como facilitador del proceso durante todo el encuentro.


Partíamos del conocimiento de las nuevas realidades que se identificaron desde los proyectos, y que se enviaron previamente al Grupo de Trabajo de Realidades Emergentes, organizador de este encuentro y al cual pertenece la Fundación, de manera previa al Encuentro y que se presentó en la segunda Jornada de este mismo.



En esta primera etapa conocimos las diferentes realidades que se viven hoy en algunas fronteras de los países donde apoyamos proyectos de Oblatas así como el propio estudio realizado por la Fundación sobre cómo todo está migrando a lo virtual. Esta mesa redonda se realizó en torno a 3 fronteras: existenciales, geográficas y virtuales, además de la experiencia desde la construcción de camino.







No obstante, el encuentro no fue todo trabajo, hubo espacios para conocerse, situarse, intercambiar experiencias y conectarse entre unas y otras, así como como conectar con los orígenes de la misión oblata y los fundadores. Estos espacios fueron claves para el enriquecimiento y la motivación tanto profesional como personal, teniendo en cuenta y siempre con sensibilidad hacia la diversidad y multiculturalidad.



En el trabajo por grupos y compartido en asamblea junto con los ecos que iban surgiendo, llegamos al final del camino. El grupo de las 41 personas reunidas estos días de los diferentes proyectos de los 15 países donde se encuentra la Entidad Fundadora, logramos elaborar un documento en el que se priorizaron 7 acciones para la misión en respuesta a las realidades emergentes detectadas por el grupo:


  1. Coordinación entre los proyectos Oblatas

  2. Posicionamiento institucional ante la realidad de la prostitución

  3. Plan de formación con respecto a la identidad oblata y atención a mujeres en contextos de prostitución

  4. Atención a las mujeres en movilidad y fronteras

  5. Enfatizar la participación y el papel activo de las mujeres dentro de los diferentes proyectos

  6. Observatorio sobre prostitución virtual coordinado por la Fundación Serra-Schönthal

  7. Formación y nuevas herramientas para acceder a esta nueva frontera virtual de prostitución

Pero esto no queda aquí. Seguiremos avanzando en tejer redes y fomentar la coordinación entre proyectos, teniendo en cuenta las nuevas realidades de prostitución y trata desde una perspectiva tanto global como local

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo