top of page

Creando nexos y oportunidades 2023: UCA-FSS

El pasado mes de agosto volvíamos a crear nexos y oportunidades gracias a la colaboración que comenzamos el año pasado con la Universidad de Cádiz (España). Tras la primera y única experiencia del 2022 con Ibagué (Colombia) Este año 2023 hemos logrado ampliar horizontes, y hemos promovido que 3 voluntarias pudieran desarrollar su labor profesional y adquirir conocimientos y experiencia en otros dos proyectos de Hermanas Oblatas ubicados en Montevideo (Uruguay) y Cebu City y Pasay City (Filipinas), repitiendo de nuevo con Ibagué (Colombia).

Esta colaboración se desarrolla dentro del Plan propio de la Oficina de Cooperación Internacional, con el objeto de realizar tareas de voluntariado o misiones de identificación (MI) de proyectos de CSV (Código de Verificación Segura) y cooperación universitaria al desarrollo para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas. La pretensión es que estas oportunidades continúen años siguientes para que así más alumnas, personal de administración o personal docente y/o investigador puedan tener la oportunidad de futuras movilidades de cooperación al desarrollo y de voluntariado internacional, ofreciendo al mismo tiempo un apoyo técnico a los proyectos de Hermanas Oblatas, y descubriendo o profundizando en la realidad de las mujeres en contextos de prostitución y/o víctimas de trata con fines de explotación sexual.


Este año las seleccionadas fueron Ángela, Belén y María, con quienes se realizó previamente un encuentro virtual entre la Fundación, Universidad de Cádiz, los centros sociales de los respectivos países y las voluntarias con la intención de rebajar nervios, conocerse personalmente y ayudar a situar el trabajo que desarrollarían durante ese mes.


La Fundación al mismo tiempo, decidió impartir una formación virtual previa a las 3 voluntarias sobre “Ética de la cooperación al desarrollo y marcos riesgos-país” para que fueran con toda la información necesaria, así como consejos y materiales útiles para su movilidad en los países de destino.

La experiencia ha vuelto a ser muy positiva, pues se han desarrollado en los 3 países labores comunes, pero al mismo tiempo dependiendo de la formación de las voluntarias y las necesidades específicas del contexto del país y de la población, así como del centro, las voluntarias han desarrollado tareas distintas en cada ciudad.


El pasado mes de agosto volvíamos a crear nexos y oportunidades gracias a la colaboración que comenzamos el año pasado con la Universidad de Cádiz (España). Tras la primera y única experiencia del 2022 con Ibagué (Colombia) Este año 2023 hemos logrado ampliar horizontes, y hemos promovido que 3 voluntarias pudieran desarrollar su labor profesional y adquirir conocimientos y experiencia en otros dos proyectos de Hermanas Oblatas ubicados en Montevideo (Uruguay) y Cebu City y Pasay City (Filipinas), repitiendo de nuevo con Ibagué (Colombia).


Esta colaboración se desarrolla dentro del Plan propio de la Oficina de Cooperación Internacional, con el objeto de realizar tareas de voluntariado o misiones de identificación (MI) de proyectos de CSV (Código de Verificación Segura) y cooperación universitaria al desarrollo para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas. La pretensión es que estas oportunidades continúen años siguientes para que así más alumnas, personal de administración o personal docente y/o investigador puedan tener la oportunidad de futuras movilidades de cooperación al desarrollo y de voluntariado internacional, ofreciendo al mismo tiempo un apoyo técnico a los proyectos de Hermanas Oblatas, y descubriendo o profundizando en la realidad de las mujeres en contextos de prostitución y/o víctimas de trata con fines de explotación sexual.


Este año las seleccionadas fueron Ángela, Belén y María, con quienes se realizó previamente un encuentro virtual entre la Fundación, Universidad de Cádiz, los centros sociales de los respectivos países y las voluntarias con la intención de rebajar nervios, conocerse personalmente y ayudar a situar el trabajo que desarrollarían durante ese mes.


La Fundación al mismo tiempo, decidió impartir una formación virtual previa a las 3 voluntarias sobre “Ética de la cooperación al desarrollo y marcos riesgos-país” para que fueran con toda la información necesaria, así como consejos y materiales útiles para su movilidad en los países de destino.

La experiencia ha vuelto a ser muy positiva, pues se han desarrollado en los 3 países labores comunes, pero al mismo tiempo dependiendo de la formación de las voluntarias y las necesidades específicas del contexto del país y de la población, así como del centro, las voluntarias han desarrollado tareas distintas en cada ciudad.


Reiteramos la profesionalización de este tipo de voluntariados donde ha habido una influencia recíproca tanto en conocimientos como en lo práctico. Es por ello que animamos a todos los proyectos con capacidad para recibir a personas voluntarias a colaborar con esta nueva alianza que se ha creado

Belén. Proyecto CasAbierta (Montevideo, Uruguay) Su labor principal fue la elaboración de una publicación para los 30 años de CasAbierta, aparte de otras tareas como entrevistas, búsqueda de información y visitas a contextos. Reitera que ha sido una suerte conocer la realidad uruguaya, especialmente la ciudad de Montevideo.



María. Proyecto de Cebu City (Filipinas) Sus tareas fueron visita a zona de prostitución (bares, calles), visita domiciliarias, charla de Igualdad de Género, compartir con las mujeres. Destacan su cercanía y empatía con las mujeres. También estuvo en el proyecto de Pasay City realizando labores de acercamiento a contextos.



Ángela. Proyecto de Ibagué (Colombia). Realizó labores de investigación relacionadas con la trata en Colombia. Tuvo su primera experiencia hablando en la radio colombiana sobre el tema de la trata y de los contextos de prostitución en los que se encuentran las mujeres. Dio talleres de diversa índole a las mujeres beneficiarias del proyecto, y creó informes relacionados a partir de entrevistas y trabajo de campo que han servido al proyecto. Ángela actualmente sigue colaborando con la Fundación y las Hermanas Oblatas de Colombia.


Reiteramos la profesionalización de este tipo de voluntariados donde ha habido una influencia recíproca tanto en conocimientos como en lo práctico. Es por ello que animamos a todos los proyectos con capacidad para recibir a personas voluntarias a colaborar con esta nueva alianza que se ha creado.

0 comentarios

Comments


bottom of page