Economía sin trata de personas

Hoy nos unimos a la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas, con el lema “Economía sin trata de personas”. Desde la Fundación Serra-Schönthal consideramos de forma urgente y necesaria promover un mensaje humanizador. Estamos perdiendo valores por el camino debido a la preponderancia del sistema económico en el que nos encontramos inmersos. Un sistema que limita y atrapa, que crece exponencialmente con los años hasta el punto de cuestionarnos algunos de los derechos humanos más importantes, y permitir la violación de los mismos. Hemos sido convocadas a participar en “La Economía de Francisco” (movimiento de jóvenes con rostros, personalidades, ideas que se mueve y vive en todo el mundo por una economía más justa, inclusiva y sostenible y para dar un alma a la economía del mañana), con el objetivo de “compartir ideas y proyectar iniciativas para la promoción de un desarrollo humano integral y sostenible”. Siguiendo nuestra misión y por nuestro compromiso con la realidad de las mujeres en prostitución y víctimas de trata con fines de explotación sexual decidimos involucrarnos activamente en la consecución de una economía sin trata.


Es por ello, que queremos recordar la entrevista concedida el pasado 2019 por Gabriella Bottani, coordinadora de la red Internacional contra la trata de personas, Talitha Kum, en la cual hace alusión a la relación entre el actual sistema económico y el crecimiento de la trata de personas: “No tengo dudas de que el actual modelo neoliberal de desarrollo, tal y como se está llevando adelante, es catastrófico. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres. Esto está favoreciendo dinámicas que llevan directamente a la trata. La trata de personas ha aumentado enormemente desde la caída del muro de Berlín”


En los proyectos que apoyamos en diferentes países, llevados a cabo por las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor y en las redes de religiosas contra la trata,de diversos países onde participan , nos encontramos con mujeres en situaciones de extrema vulnerabilidad, la mayoría con hijos e hijas a cargo, víctimas de este sistema injusto en el que se han llegado a naturalizar situaciones alarmantes de violación de sus derechos como mujeres y que se hacen aún más complejas debido a la feminización de la pobreza y las políticas migratorias que, a día de hoy, favorecen la actividad de las mafias y la especulación financiera con el objetivo de explotarlas sexualmente. El enfoque de género y su transversalidad es casi inexistente en cuanto a las políticas migratorias. Hablamos de políticas que unidas al beneficio económico como prioridad y al sistema patriarcal aún establecido, provocan que muchas mujeres en situación de vulnerabilidad puedan llegar a afirmaciones tan duras como la que expresaba Helena Maleno en el I Congreso virtual Internacional de Trata con Fines de explotación sexual celebrado en Murcia el pasado septiembre de 2020: “Soy tan pobre que si no me movía en una red de trata no podía moverme nunca, y tampoco podía quedarme”. Su ponencia hizo pensar de qué manera la necropolítica se ha instalado en nuestro tiempo para favorecer a toda costa al sistema económico actual.


En este mismo congreso, Lourdes Perramon Bacardit, Superiora General de la Congregación Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor y Presidenta de la Fundación, invitaba a hacer un ejercicio de reflexión sobre las diferentes realidades que se entremezclan alrededor de la trata: “Constatando que es imprescindible situar la reflexión e intervención en un nivel más profundo: desigualdades, pobreza estructural, sistemas políticos y directrices migratorias, economías capitalistas y neoliberales, modelos culturales y de género… Nos falta ahondar en los vínculos entre todas estas situaciones para no quedarnos solamente en las consecuencias sino ir a las causas. Y reconocer que la prostitución se convierte en una estrategia de supervivencia para mujeres y niñas en lugares de pobreza endémica”. Además, nos invitaba a “abrirnos a las nuevas fronteras, geográficas, virtuales y existenciales, acogiéndolas como ese espacio liminal donde surge lo nuevo y acercándonos desde la escucha”. Ahí están apareciendo realidades emergentes de prostitución y trata, en parte como consecuencia de la globalización y auge de las tecnologías que, afianzado con la llegada de la pandemia del COVID19, está cambiando los modelos de prostitución, las vías de captación para la trata y hace cada vez más necesario actualizar el conocimiento y crear junto con las mujeres y otras entidades, nuevas respuestas.


Además, recientemente desde Migraciones y Movilidad Humana de la CEE se enviaba un mensaje siguiendo la misma línea en cuanto a nuevas realidades: “Así como estamos descubriendo nuevas pobrezas, así están surgiendo distintas modalidades de trata. Queremos poner rostro a esta realidad dramática para ayudar a desenmascararla”


TE INVITAMOS A UNIRTE A ESTA CAMPAÑA DE ORACIÓN COMO MUESTRA DE APOYO A TODAS LAS PERSONAS QUE SUFREN LA TRATA DE PERSONAS

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo