top of page

8M 2024: Día Internacional de las Mujeres

Como cada año, desde Fundación Serra-Schönthal, queremos incidir en la importancia de este día. Somos conscientes que se ha avanzado en materia de igualdad, pero todavía no es suficiente, pues nos quedan derechos por conquistar para todas las mujeres en diferentes partes del mundo. Queremos destacar sin duda, la necesidad imperante en educación y sensibilización, así como de incidencia política y social que permita a las mujeres vivir con mayor libertad e igualdad.




Como entidad perteneciente a REDES ONGD, este año nos adherimos a las reivindicaciones que realizan desde la plataforma, recordando que las acciones llevadas a cabo para lograr la consecución de una mayor equidad deben partir de una perspectiva feminista interseccional, que no deje a nadie atrás y reconozca la desigualdad de oportunidades y las diferentes discriminaciones y opresiones que pueden sufrir las mujeres. Queremos huir del término “Mujer” para hablar de “Mujeres” reconociendo así las diversas realidades por las que se ven atravesadas dependiendo de la etnia, la clase social, la orientación y/o identidad sexual. Este enfoque pretende cuestionar las causas profundas y estructurales de la desigualdad y de las opresiones de las poblaciones que se encuentran en mayor vulnerabilidad.


En relación a lo mencionado previamente consideramos importante también sustentar este año el lema 2024 de ONU Mujeres, siendo: “Invertir en las mujeres, acelerar el progreso”, destacando cinco áreas en las que Naciones Unidas incide especialmente:


1.      Invertir en las mujeres, una cuestión de derechos humanos: El tiempo se acaba. La igualdad de género sigue siendo el mayor reto en materia de derechos humanos. Invertir en las mujeres es un imperativo desde la perspectiva de derechos humanos y la piedra angular para crear sociedades inclusivas. Los avances para las mujeres benefician a todo el mundo.

2.      Acabar con la pobreza: desde 2020, la pandemia del COVID-19, conflictos geopolíticos, desastres climáticos y turbulencias económicas han empujado a 75 millones de personas más a la pobreza severa. Si sigue esta tendencia, 342 millones de mujeres y niñas podrían vivir por debajo del umbral de la pobreza en 2030. Es crucial actuar de inmediato para evitarlo.

3.      Poner en marcha un financiamiento transformador para la igualdad de género: según estimaciones recientes, el 75% de los países mantendrán los recortes en el gasto público en 2025 debido a los conflictos y al alza de los precios de los combustibles y los alimentos. La austeridad repercute negativamente en las mujeres ya que reduce el gasto público en servicios públicos esenciales, políticas de cuidados y protección social.

4.      Avanzar hacia el desarrollo sostenible y una sociedad del cuidado: el actual sistema económico exacerba la pobreza, la desigualdad y el deterioro medioambiental, afectando de manera desproporcionada a las mujeres y más aún aquellas que se enfrentan a múltiples discriminaciones. Los movimientos de mujeres que abogan por modelos alternativos proponen avanzar hacia una sociedad del cuidado que preserve el medioambiente y la sostenibilidad, amplificando la voz de las mujeres.

 

5.      Apoyar los feminismos que impulsan el cambio: Las organizaciones feministas lideran la lucha contra la pobreza y la desigualdad de las mujeres. Sin embargo, están abogando y trabajando casi sin recursos, ya que reciben un escaso 0,13 por ciento de la ayuda oficial para el desarrollo.



Además, actualmente estamos asistiendo a conflictos internacionales importantes, como la guerra de Ucrania y Rusia o el conflicto entre Israel y Palestina, afectando a miles de personas. También nos enfrentamos a la subida de la inflación a nivel mundial debido a la crisis económica, que somete a las comunidades a una inmensa presión, especialmente a las y los más jóvenes. Todas estas realidades afectan en mayor medida a mujeres y niñas, por lo que lograr una igualdad real es más vital que nunca. Consideramos que el enfoque eco-feminista debe ser lo que guíe el futuro de todas y todos. Necesitamos voluntad política para asegurar un desarrollo sostenible del planeta y para ello reivindicamos espacios y políticas con perspectiva feminista y de género que sean innovadoras y transformadoras.


Como entidad especializada también abogamos en este día por el diálogo entre organizaciones e instituciones con el objetivo de mejorar la atención a mujeres en situación de prostitución y/o víctimas de trata, evitando las polarizaciones ideológicas que no reconocen las diversas realidades y situaciones de las mujeres, y respetando siempre lo que decidan, reconociéndolas desde la igualdad como agentes activos que crean sus propios proyectos de vida según sus procesos y  limitaciones debido al sistema, un sistema en la mayor parte de ocasiones discriminatorio y estigmatizador.


Seguimos avanzando en la lucha por una verdadera justicia social

 

 

 

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page